Redes de trabajo

Comisión Nacional del Álamo

La Comisión Nacional del Álamo de Chile, es un organismo que agrupa a pequeños y medianos propietarios forestales, la PYME maderera, empresas forestales, instituciones públicas (CONAF, INDAP y el SAG), Universidades, y Municipalidades. El objetivo de esta Comisión es fomentar el cultivo, conservación y utilización de Salicáceas (álamos, sauces) y otras especies de rápido crecimiento, para que conforme un recurso forestal sustentable y de importancia económica para Chile.

En Chile, la Comisión Nacional del Álamo nace en la década de los noventa, asociado al programa de diversificación forestal de CONAF. Dentro de las actividades organizadas se destaca la organización, junto con Argentina, de la 21ava sesión de la IPC realizada en el año 2004.  En esa época CONAF tuvo un activo Programa Nacional de Diversificación Forestal (PNDF), el cual apoyó activamente a la CNA. El director del PNDF fue – a su vez – director de la CNA de Chile. Lamentablemente, desde el año 2006, luego de los sucesivos cambios de gobierno, las nuevas autoridades de CONAF no han retomado el activo rol – otorgado a ellos por estatuto – de promover o coordinar las actividades de nuestra CNA.

A finales del año 2015, se reactivó la Comisión Nacional del Álamo de Chile (CNA). Se nombra a Roberto Cornejo, presidente del Colegio de ingenieros Forestales, y miembro de la Unidad de Estudios y Proyectos de CONAF de la Región del Maule, para que participe como secretario ejecutivo de esta comisión, quién a la vez se apoya de la Unidad para apoyar e impulsar esta actividad.

Esta reactivación se produce dado que en Chile la pyme maderera, se encuentra restringida debido en gran medida a que su materia prima, la madera rolliza, se encuentra con una disponibilidad limitada y unos precios con los cuales es difícil competir. Por otra parte, no existe una diversificación de especies madereras, ya que se encuentra prácticamente toda la industria concentrada en la especie Pinus radiata. Sin embargo, parte de la pyme maderera está utilizando crecientemente madera de álamos (Populus), aunque de manera muy limitada dada su escasa disponibilidad, pues se reconoce como una madera muy apta para la elaboración de productos competitivos. A esto se suma la inexistencia de plantaciones suficientes ni adecuadas en calidad. Los problemas de abastecimiento de madera rolliza a futuro para la PYME de la región del Maule, se verán agravados debido a los incendios forestales del mes de enero de 2017, en donde se proyecta una escasez de madera rolliza de entre diez a quince años.

Es por este motivo que la Comisión Nacional del Álamo está uniendo esfuerzos con instituciones publico privadas en torno a desarrollar este cultivo en Chile. Se están generando acciones para consolidar un escalamiento productivo de plantaciones en sitios principalmente de pequeños propietarios, para generar en el mediano plazo unas masas boscosas de tamaño suficiente para abastecer de forma sostenible a la pyme con materia prima de permita aumentar la competitividad sectorial, el valor agregado de la producción local y el valor del suelo.

Directorio de la Comisión Nacional del Álamo:

Presidente: José Manuel Rebolledo, Director Ejecutivo CONAF.
Vicepresidente: Jaime Venegas, Gerente Forestal, CAF El Álamo.
Secretario Ejecutivo: Roberto Cornejo, Representante CONAF.
Secretario Técnico: Cristian Espinosa, Centro Tecnológico del Álamo (CTA), UTALCA.
Director: Francisco Zamudio, Director Centro Tecnológico del Álamo (CTA), UTALCA.
Director: Claudio Vidal, Agrícola y Forestal Río Mataquito.
Director: Alex Opazo, Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).
Director: Jaime Ulloa, Consultor.
Director: Jorge Gándara, Colegio de Ingenieros Forestales del Maule (CIFAG).
Director: Marlene González, Instituto Forestal (INFOR).

Comisión Internacional del Álamo (CIA).

Link: http://www.fao.org/forestry/ipc/en/

La Comisión Internacional del Álamo, conocida por sus siglas en Ingles IPC (International Poplar Commission) La IPC es uno de los organismos estatutarios más antiguos dentro de la estructura de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Fue fundada en 1947 por nueve países Europeos como una de las consecuencias de las destrucciones producidas por la segunda guerra mundial, cuando el cultivo de álamos y sauces fue considerado una prioridad para la reconstrucción de las economías rural e industrial de Europa. Los organismos estatutarios son establecidos por el director general de la FAO a solicitud de los estados miembro para realizar tareas específicas en apoyo a la FAO y entregar recomendaciones de especialistas en áreas, problemas o preguntas de alta prioridad.

La IPC ahora incluye 38 países miembro que han aceptado la Convención estatutaria y han establecido una Comisión Nacional del Álamo (CNA). La IPC se orienta a “promover el cultivo, conservación y utilización de álamos y sauces de la familia de las Salicáceas.”  La IPC ejecuta su mandato mediante el apoyo a las actividades de investigación y manejo, a través de seis grupos internacionales de trabajo, multidisciplinarios y relacionados con: (1) cosecha y utilización de la madera de álamo; (2) enfermedades; (3) plagas e insectos; (4) genética, conservación mejoramiento forestal; (5) sistemas de producción y (6) aplicaciones ambientales. Los países miembros son representados por un organismo dependiente del gobierno central de cada país. En nuestro caso, ese organismo es el Ministerio de Agricultura quien delegó su representatividad en CONAF. Es decir, el “director ejecutivo de la Comisión Nacional del Álamo de Chile” es un funcionario de CONAF.